Es proyecto se encuentra ubicado en un barrio de montaña cercano al centro de San Martín de los andes. Está inmerso en bosque de robles, maitenes y cipreses. Los volúmenes de estructura de entramado de madera revestidos en chapa blanca, se destacan en la frondosidad del entorno, y se convierten mediante las grandes aberturas en miradores hacia el paisaje. Se optó por una construcción sencilla con basamento de estructura de hormigón armado y mampostería, sobre la que se montaron los volúmenes con un sistema de entramado ligero de madera, revestimiento interior de tabla de madera y revestimiento exterior de chapa blanco. Este sistema constructivo se trabajó tanto en tabiques como en techo, creando una continuidad en los cerramientos que permite crear una síntesis visual de los elementos que componen la forma.